Sumérgete en este nuevo Museo privado cordobés, creación del polivalente artista Luis Celorio, estarás ademas en su casa! (Calle Portillo 6 y 8), entre sus paredes, piezas y paneles explicativos encontrarás respuestas interesantes y curiosidades a, lo que significa el agua – cómo se ha gestionado su uso y aprovechamiento en la historia a través de su cultura material – y en Córdoba, nada menos!

Además integra restos arqueólogicos que aún enriquecerán más tu visita. Aquí, rodeado de arte e Historia vas a fluir.

Arte e historia en la Casa del Agua

¿Aún no has visitado el nuevo Museo del Agua? aquí tienes algunos alicientes:

  • Te guiará la visita el artista Luis Celorio (autor, por ejemplo, de la escultura Libro- Pez junto a la torre de la Calahorra), director del Museo que es también su vivienda y estudio – taller. Ahí lo ves: ¡ha posado para nosotros!
  • Vas a entender, a través de los 500 objetos que expone (su colección es más amplia), el Agua como recurso vital, con todo lo que lleva y conlleva…, el ciclo que sigue, cómo a lo largo del tiempo se ha captado, canalizado, almacenado etc…, sus facetas – para beber, cocinar, lavar, riego, saneamiento – y numerosas curiosidades.
  • ¿A qué tienes ideas sueltas sobre Ella y más aún de lo mucho y bueno que da de sí en Córdoba? te llevarás conceptos claros y una completa visión de conjunto, además de desterrar ideas preconcebidas erróneas – por ejemplo que los acueductos en su mayoría son subterráneos o que la noria de la albolafia es en realidad una azuda.
  • ¿Qué era un botijo de burla? ¿y las jarras de trampa? encuentra una jarra de la novia original, como la que sostiene María Teresa López, la modelo del cuadro de Julio Romero de Torres, (foto en el panel, al lado) ¿porqué se llamarían así? a ver por donde andan los cucharros…. y cómo es el botijo griego o chupacharcos. ¿Qué lo diferencia del bucero? ¿hasta qué punto estos objetos siguen “en activo”, aunque con otro nombre?Qué cantidad de términos, utensilios y prácticas hemos perdido, “condenados” por la Revolución Industrial que fue dejando obsoletas arraigadas costumbres para mejorar la calidad de nuestra vida diaria (¿estás de acuerdo?), simplificándonos muchas tareas domésticas ¡y tanto!! como con la lavadora (bendito invento). Aquí quedan rescatadas de la memoria técnicas como el aljofifar (fregar) o un verbo que significa “blanquear con cal”. Averigua qué pasó con los aguaduchos y si sobreviven como concepto pero adaptados.
    Encuentra la que para Celorio es la pieza más rara, el cocio que servía, antaño, para hacer la colada ¡a ver cómo era el mecanismo! y su favorita (difícil elección, nos confesó): “el cántaro” de Córdoba.
    Asómate también a su impresionante muestrario de postales, no tienen desperdicio.
  • Muy bien por Emacsa que va a respaldar la difusión de este Museo con visitas escolares. Y es que tiene un enorme poder educativo porque admite lecturas transversales, de costumbres y artes populares, ingeniería, matemáticas, arquitectura, geografía urbana, arqueología, antropología…
  • Junto al medieval arco del portillo, enfrente de la iglesia de san Francisco, esta típica Casa patio, rehabilitada con sensibilidad y buen criterio, está adosada a la muralla, “aprovechada” como potente pared de algunas estancias, y – en su tramo subterráneo, romano, – a la vista gracias al pavimento acristalado en una de ellas.

¿Aún no has visitado el nuevo Museo del Agua? aquí tienes algunos alicientes:- Te guiará la visita el artista Luis Celorio (autor, por ejemplo, de la escultura Libro- Pez junto a la torre de la Calahorra), director del Museo que es también su vivienda y estudio – taller. Ahí lo ves: ¡ha posado para nosotros!- Vas a entender, a través de los 500 objetos que expone (su colección es más amplia), el Agua como recurso vital, con todo lo que lleva y conlleva…, el ciclo que sigue, cómo a lo largo del tiempo se ha captado, canalizado, almacenado etc…, sus facetas – para beber, cocinar, lavar, riego, saneamiento – y numerosas curiosidades.- ¿a que tienes ideas sueltas sobre Ella y más aún de lo mucho y bueno que da de sí en Córdoba? te llevarás conceptos claros y una completa visión de conjunto, además de desterrar ideas preconcebidas erróneas – por ejemplo que los acueductos en su mayoría son subterráneos o que la noria de la albolafia es en realidad una azuda- .- ¿qué era un botijo de burla? ¿y las jarras de trampa? encuentra una jarra de la novia original, como la que sostiene María Teresa López, la modelo del cuadro de Julio Romero de Torres, (foto en el panel, al lado) ¿porqué se llamarían así? a ver por donde andan los cucharros…. y cómo es el botijo griego o chupacharcos. ¿Qué lo diferencia del bucero? ¿hasta qué punto estos objetos siguen “en activo”, aunque con otro nombre? Qué cantidad de términos, utensilios y prácticas hemos perdido, “condenados” por la Revolución Industrial que fue dejando obsoletas arraigadas costumbres para mejorar la calidad de nuestra vida diaria (¿estás de acuerdo?), simplificándonos muchas tareas domésticas ¡y tanto!! como con la lavadora (bendito invento). Aquí quedan rescatadas de la memoria técnicas como el aljofifar (fregar) o un verbo que significa “blanquear con cal”. Averigua qué pasó con los aguaduchos y si sobreviven como concepto pero adaptados. Encuentra la que para Celorio es la pieza más rara, el cocio que servía, antaño, para hacer la colada ¡a ver cómo era el mecanismo! y su favorita (difícil elección, nos confesó): “el cántaro” de Córdoba. Asómate también a su impresionante muestrario de postales, no tienen desperdicio. – Muy bien por Emacsa que va a respaldar la difusión de este Museo con visitas escolares. Y es que tiene un enorme poder educativo porque admite lecturas transversales, de costumbres y artes populares, ingeniería, matemáticas, arquitectura, geografía urbana, arqueología, antropología… – Junto al medieval arco del portillo, enfrente de la iglesia de san Francisco, esta típica Casa patio, rehabilitada con sensibilidad y buen criterio, está adosada a la muralla, “aprovechada” como potente pared de algunas estancias, y – en su tramo subterráneo, romano, – a la vista gracias al pavimento acristalado en una de ellas. #museodelagua #cultura #cordobaesp

Posted by Córdoba está en Ti on Monday, December 2, 2019