¿En qué estará pensando,… y qué mirará?
Representa la Primavera en todo su esplendor, así que este motivo no estaba solo, hacía juego con las otras estaciones que completaban el año y están en la composición completa del mosaico.
Este fue uno de los favoritos y más populares del repertorio de temas que vestían los pavimentos de las casas de los cordobeses con más poder adquisitivo en época romana, junto el Dios Baco, quien celebra el vino y las fiestas.
Es decir, nuestros paisanos rendían, con refinado arte, culto preferente tanto a la riqueza y fertilidad de su suelo, como al disfrute de los pequeños y sencillos grandes placeres de la vida. Así somos. «Habla» de la Córdoba de ayer y de hoy. Es la esencia de nuestra forma de ser mediterránea.
¿Conoces más fragmentos musivos de este periodo en otros enclaves de la ciudad que no están «in situ»? Los hay y muchos, discretamente decorando paredes de despachos, portales, entidades culturales y bancarias…
Este joven nos transmite frescura, alegría de vivir, ¿verdad?  y con su densa y robusta melena alborotada por el viento te está esperando en el Museo Arqueológico, en el área del antiguo palacio.
Saber cómo se realizó -un coordinado trabajo de equipo- , y que reflejaba las aficiones del dueño o cómo podemos conocer a través de ellos incluso la distribución del mobiliario y el uso de la habitación donde estaba (eso cuando aparecen en su contexto original)
Solo un mosaico – si ,uno, de toda la colección del Museo- se expone en el nuevo edificio de la ampliación norte…
¿De quién se trata? Pista: es un animal mitológico alado.
¿Quieres saber más?
Dedicado a todos nuestros agricultores locales en su lucha por defender unas condiciones dignas y justas de trabajo en todos los sentidos. La tierra es la base de nuestra economía y alimentación. Los necesitamos, cuidémoslos como se merecen.
«La primavera» nuestro prota, también os lo agradece.