Así luce la puerta de Almodóvar, poderosa entrada a la judería de Córdoba, desde sus almenas lanzando primaverales proclamas, conjugadas para todos los públicos, porque esta estación es una llamada a eso, a florecer 🌸, con todo lo que eso signifique para ti.
🧐Observa: Séneca, – mejor dicho su escultura sentando cátedra – la custodia y a su vez él dialoga con Averroes a quien mira a lo lejos. Roma y el Islam se dan la mano a través de la recta y peatonal calle «de la muralla», hoy llamada Qairuan, ciudad tunecina hermanada con la nuestra, 👉🏻¿sabes por qué? ¿Y en qué año se firmó ese vínculo?👈🏻
Dos sabios cordobeses que son inmortales por su contribución universal, por méritos propios.
La puerta y su entorno restaurados con acierto, 👉🏻¿sabes por quién?👈🏻👍🏻 son un magnífico ejemplo, no el único, porque hay muchos más vestigios conservados, de nuestra muralla 😍 que nos acompaña desde que la ciudad nace en época romana hasta hace… unos 150 años.
La muralla es el bien patrimonial más auténtico y duradero que Córdoba ha tenido a lo largo del tiempo. Eso deja huella y se nota en nuestro callejero y urbanismo.
Por eso es imagen de la ciudad misma, tiene recorrido, ¡y tanto, hasta casi 9 kms llego a alcanzar su perímetro! Y da juego, y aquí está la prueba con estas enormes y airosas tiras de tela, que hablan largo y tendido…😉
Está floreciendo,⭐🌺 viva, con alma y gritando «aquí estoy yo».
La puerta de Almodóvar «te pide» que saques lo mejor de ti y ella es todo un reclamo, así que ya sabes.
¿Qué otros tramos amurallados conoces?
¿Quieres que los busquemos?