A San Rafael «Medicina de Dios» lo tenemos presente a diario en Córdoba. Es lo que tiene ser nuestro arcángel protector, Custodio (que no patrono) de la ciudad. Lo honramos con orgullo y veneración y ¡se nota! no sólo en los 12 monumentales triunfos repartidos por el casco urbano, sino en numerosas pinturas, altares, poesías, los Rafaeles y Rafaelas que habitan casi cada familia, etc…

Física y emocionalmente nos acompaña y, desde siglos, pero… de verdad ¿lo conoces?? su historia, el origen de su devoción, los símbolos que acompañan su representación – y sus significados -, o por qué la iglesia dedicada a él está justo ahí.

Precisamente por ahí podemos empezar, pues desde el 2019 en planta alta del templo está abierto su Centro de Interpretación para darnos todas esas respuestas (y muchas más). Después, plano en mano (en el museo tienes disponible uno específico) a callejear, con ÉL, San Rafael, como Divina referencia.

ÉL, no nos pierde de vista, para bien. Gracias.