En el Día del trabajo, traemos este trabajo sobre, precisamente, el trabajo que supuso… levantar nuestra ciudad califal Patrimonio de la Humanidad, allá por el s. X.

Bajo el título «Mover montañas» el video muestra donde están las afloraciones de la piedra que sustentó Madinat al Zahra,  ¿cómo se extraían los sillares de calcarenita, qué características – y ventajas – tenía ese material? ¿Cómo se trasladaba desde la falda de la Sierra hasta la Ciudad Brillante? queda claro lo que movilizó – literalmente – como símbolo de poder, prestigio y prosperidad y lo que tuvo que suponer levantarla de 0 sin dejar nada al azar.
Porque Madinat al Zahra no se ciñe al que fue su perímetro amurallado de 110 hectáreas, es mucho más,  va más allá, es también un territorio que estuvo de su parte y a su servicio (infraestructura de puentes, calzadas, etc).Seguro, bien comunicada y abastecida.

Bien saben desde el conjunto arqueológico el peso de estos elementos del paisaje circundante ( hoy vestigios que están también protegidos, por supuesto) para entender el propio yacimiento y, por eso, organizan periódicamente (contadas, eso sí) visitas guiadas por técnicos expertos, campo a través, muy bien encauzadas, en busca de ellos, que no te puedes perder.

¡Muy interesantes!! En su página web puedes hacer seguimiento.
¡Manos a la obra!