Qué bien «suena» está Gran Palabra. Estamos en una bodega, desde luego! y no sólo por su nombre y su origen. Es mucho más: nacieron del espíritu emprendedor de una familia soriana, los Campos que, afincados aquí, hicieron crecer el vinícola negocio de base y también las casas de patio, las que se fueron anexionado a la primera hasta formar esta gran familia de patios, salones, rincones acogedores, cada uno con su magia y su personalidad.
Es uno de los restaurantes de referencia para todo/a cordobés/a que se precie y reclamo turístico. Será bien recibido.
¿Sabes cómo lo definió el poeta Pablo García Baena?
Queda claro al ver cuántas personalidades, celebrities, de todos los rincones del planeta – músicos, escritores, actores, políticos, nobleza, torería, científicos, etc – quisieron estampar su nutritivo y sensorial paso por aquí con dedicatorias inolvidables.
Ahora, – gracias a las visitas guiadas que organizan – puedes sumergirte en su historia, que se remonta a 1908 – conocer secretos y curiosidades que atesora.
¿Has posado junto a estos barriles (a falta de tener uno con firma propia)?
¿Has asistido a alguna actividad de su programación cultural?
No podemos desmerecer la cantidad y calidad de tabernas a lo largo y ancho de nuestro casco histórico. Bien merecen una ruta de tapa a tapa.
Son auténticos museos etnográficos de artes y costumbres populares, con fotografías memorables vistiendo sus muros, enseres tradicionales, … Entretenida ambientación que habla de la Córdoba más auténtica y atemporal, ¿a que si?
Cuidemos su estética, disfrutemos en ellas, -templos de la dieta mediterránea también -, del buen comer y beber siempre con moderación y en la mejor compañía.
Salud. ¡Que os aproveche!
 P.D: ¿Qué frase pondrías en tu tonel tiza en mano??